Guía de piedras preciosas

¿Qué es una piedra preciosa ?

Sólo cuatro piedras son consideradas piedras preciosas gracias a su excepcionalidad : el rubí, el zafiro, la esmeralda y el diamante.  Todas las demás son consideradas piedras finas o piedras de experto.

Una piedra preciosa es…

  • Mineral

  • Diferente de una piedra fina

  • Una piedra con condiciones de formación y un reparto geográfico muy específico

  • Una piedra cuyo origen y proveniencia son esenciales para definir su calidad

  • Una piedra cuyas inclusiones son naturales y que es muy diferente de una piedra sintética

  • Generalmente tratada y mejorada : calentamiento, tratamiento con aceite, irradiación, difusión. Procedimientos que hacen que las piedras sean menos excepcionales. Por esta razón en SYNAPSIA proponemos únicamente piedras naturales, no tratadas, que representan un valor mucho más importante y durable.

Sus criterios de evaluación son los siguientes :

  • La belleza : transparencia, color, brillo.

  • La excepcionalidad : la excepcionalidad de una gema se aprecia en función de su disponibilidad en el mercado.

  • La dureza / la inalterabilidad : ver la escala de Mohs.


El rubí

El rubí es la piedra de color más excepcional y más cara, su valor aumenta regularmente. Los rubíes no calentados son realmente excepcionales.

Mercado global:

Sólo un 2 % de los rubíes no están tratados.

Dimensión:

Estas piedras son muy pequeñas en general, más excepcionales que los diamantes. Las de más de 3cts y transparentes son realmente excepcionales.

Color:

El rojo es el resultado del cromo que se encuentra en el interior del corindón de origen. Cuanto más cromo hay, el rojo es más intenso. El de mayor interés se llama « sangre de paloma » de la mina de Mogok, Birmania (Myanmar).

Minas:

El zafiro

El zafiro es la segunda piedra de color más excepcional en el mundo, su valor aumenta regularmente. Los zafiros no calentados son excepcionales.

Mercado global:

Sólo un 2 % de los zafiros no están tratados.

Dimensión:

Estas piedras son pequeñas. Las de más de 5cts y transparentes son realmente excepcionales.

Color:

Existen de todos los colores. El azul en el zafiro proviene de los restos de hierro y de titano en el interior del corindón. Los dos colores de zafiros más buscados en el mundo son el famoso  «  cornflower blue / azul de aciano » y el « royal blue / azul real » que con frecuencia viene de Birmania.

Minas:

La esmeralda

Mercado global:

Prácticamente todas las esmeraldas están aceitadas, se evalua que 1 a 2 % no lo están.

Color:

La esmeralda es la piedra más apreciada de la familia de los berilos y su color proviene de indicios de cromo y de vanadio. La piedra más buscada es la que tiene un verde más profundo y limpio.

Inclusiones:

Una esmeralda limpia es tan excepcional que se toleran las inclusiones. Estas inclusiones son como una huella digital que da a cada esmeralda una personalidad propia. El certificado de autenticidad pondrá en evidencia la cantidad de fisuras e inclusiones presentes. ( Las menciones « insignificant » y « minor » son las más buscadas.)

Minas:

Los diamantes 

Las 4 C en inglés: « Carat, Color, Clarity and Cut » (peso en quilates, color, pureza y talla) permiten la evaluación de un diamante.

Quilate:

El peso de un diamante se expresa universalmente en quilates. 1 ct = 0,2 gramos según la norma internacional de 1907. El quilate se divide en 100 puntos, por ejemplo un diamante de 0,25 cts equivale a 25 puntos.

Color:

Un diamante cuanto más incoloro es, más valor tiene y es más excepcional. La clasificación internacional designa los diamantes más incoloros con la letra D y continúa por orden alfabético a medida que el color va apareciendo.


Nota: existen también diamantes de todos los colores: azul, rojo, rosa, verde, naranja, etc. Así diremos, por ejemplo, que se trata de un diamante 'Fancy Light Yellow' o de un diamante 'Fancy Intense Yellow'.

Claridad: 

La pureza es definida por la cantidad, la posición, el color, la talla y la forma de las inclusiones que enturbian la transparencia de un diamante. Se dice que un diamante es puro cuando ningún defecto interno aparece a la lupa con un aumento de 10 veces.

Talla:

La talla (proporciones, simetría, pulido) va a definir cómo la piedra interactúa con la luz.

Inscripciones con el láser:

Los diamantes tienen con frecuencia un número único de identificación grabado con un láser en el cintillo, que facilita una trazabilidad perfecta y que corresponde al número del certificado. Esta técnica es requerida de más en más porque permite una identificación mucho más fácil del diamante.

Minas:

Back to top